Sunday, December 3, 2017

Pájaros brillantes invaden La Rambla de Barcelona en Navidad

Acabamos de entrar en uno de los meses más luminosos del año y en el que, desde La Rambla de Barcelona, vivimos con más intensidad. Desde hace un par de años, unos pájaros brillantes se apoderan de los árboles y vuelan por entre sus ramas para anunciarnos que llega la Navidad, que la calle se va a llenar de shopping y turistas de nuevo, y que despedimos un año que La Rambla no olvidará.

El pasado 23 de noviembre se encendieron las las luces de navidad de Barcelona empezando por La Rambla en homenaje a las víctimas del atentado del pasado 17 de agosto y de todas las personas que hicieron todo lo posible por ayudar a heridos y familiares. Vecinos y vecinas, comerciantes y trabajadores, visitantes y paseantes, tendremos este año no solo los pájaros brillantes de Navidad sino también unas palomas diseñadas por Claret Serrahima como símbolo de paz y de lo que siempre ha representado La Rambla: la tolerancia.

Así que podemos prepararnos para un mes en el que el color y la luz invadirán La Rambla y podremos disfrutarla como tanto nos gusta a quienes vivimos en ella.



Saturday, September 30, 2017

La Rambla de Barcelona: un museo al aire libre

En todos y cada uno de los 50 países que he visitado, siempre que le decía a la gente local que vivía en La Rambla de Barcelona, sus ojos se abrían y conectaban con una gran sonrisa y con respuestas de lo más diverso. Desde los habitantes de antiguas repúblicas soviéticas que siempre me decían “arbat” – un paseo que todas las ciudades tienen con árboles y lugar para el entretenimiento – hasta “boulevard”, al más estilo francés, y que es en lo que se convirtió La Rambla hace tan solo un par de siglos.

La Rambla, también conocida como “las Ramblas” por ser la calle que une diferentes Ramblas (dels Estudis, de les Flors, Caputxins o del Centre, Santa Mònica, del Mar) es una marea que hacia el puerto se dirige llevando olas de personas que suben y bajan “rambleando”. Esto ha sido así desde que esta avenida, que bordeaba una parte de la muralla de la ciudad de Barcelona (y que sus cimientos siguen protegidos bajo la acera que va en dirección montaña), actuaba como una de las puertas principales de entrada a la ciudad y en la que se concentraban los mercados, los conventos, los comerciantes, los artistas y saltimbanquis, los mendigos y delincuentes y, como ahora, los forasteros. La entrada a la ciudad quedaba vetada a sus habitantes y al control militar pero las afueras, la rambla y el arrabal, eran espacio abierto y zona de intercambio y divertimento.

Es en este espacio, en el que todo es posible incluso hoy en día, donde nacen unos personajes que prácticamente habitan la avenida. Desde Isidoro el héroe, que a mediados del siglo XVIII ya entretenía a los paseantes de la Rambla vestido de militar para impresionarles; La Moños que recorría la calle vestida de niña, muy pintada, cantando y bailando; L’home dels coloms, que interactuaba con palomas;  El Sheriff de La Rambla, que actuaba de vigilante de la Rambla con su Colt 38 de juguete; El Foca, que cada vez que el Barça marcaba un gol simulaba el ruido de una foca y así los asiduos al quisco de Canaletas se informaban del resultado;  Ocaña, que trajo color a una Rambla gris con su exhibicionismo y atrevimiento; La Estrellita Castro, que su radiocasete alegraba las noches; y muchas otras. Y todos estos personajes eran centro de atención de miles de Barceloneses y foráneos que “rambleaban” como entretenimiento antes o después de una cena, una noche de teatro o de ópera, de fútbol o simplemente de paseo hacia un mar al que se dábamos la espalda.

La Rambla de hoy es otra, sí, pero mantiene lo que siempre ha sido, un lugar en el que el pulso de la ciudad, de los fenómenos políticos y sociales, se manifiestan. Para una vecina de La Rambla como yo, el turismo es un fenómeno social que nos invade como cualquier otro y que, como todo fenómeno, quienes nos gobiernan deben tener bajo control. Es responsabilidad de todos proteger nuestra historia y cultura, y La Rambla se merece ser protegida por todo lo que nos ha dado: en uno de sus afluentes, Gaudí construyó un palacio modernista único; fue una de las calles de concentración de más monasterios y conventos de Europa; Miró nos regaló un mosaico para recibir a los extranjeros; los teatros principales de la ciudad dan el toque musical desde hace más de dos siglos; el primer hotel de Barcelona se instaló en La Rambla; fuentes emblemáticas nos recuerdan lo que en un día fue; y sus edificios son un museo al aire libre.


La Rambla ha sido, es y siempre será un museo al aire libre y, como tal, se merece que todos, administraciones, Barceloneses y turistas la tratemos como se merece para que siga siendo refugio de cultura, entretenimiento y vida.

Tuesday, September 26, 2017

Hablando de La Rambla en la comarca del Matarraña

Este fin de semana hemos podido trasladar un poco del espíritu de la Rambla al Matarraña, donde hemos presentado el libro "Personajes de La Rambla en el Imaginario Popular" en la Librería Serret y en Radio Matarraña.

La librería Serret es un espacio en el que se promueven autores de las terres de l'Ebre pero también toda manifestación artística, literaria y poética que pueda impregnar a esta histórica comarca y a sus habitantes. De la mano de Octavi, que recibió este mismo año la "Creu de Sant Jordi", pudimos compartir con asiduos a la librería recuerdos que todos tenemos de La Rambla de Barcelona, sus personajes, su pasado y su futuro. Algunos clientes recordaron aquellos abuelos que emigraron de la comarca hacia la ciudad condal y que muchos de ellos llegaron incluso a trabajar en las ramblas, como vendedores ambulantes o camareros de bares tan enigmáticos como el Drugstore del Liceu.

Otro espacio en el que hemos podido conversar sobre esos personajes tan (des)conocidos de La Rambla de Barcelona ha sido en Radio Matarraña (Cadena Ser), en el programa que conduce el periodista Javier de Luna, y en el que hemos profundizado sobre cómo se forjan estos personajes, por qué son importantes para la ciudad, cómo está evolucionando La Rambla, cómo la viven sus vecinos y qué medidas serían necesarias para conservarla y protegerla como patrimonio histórico de la ciudad.

De la comarca del Matarraña han partido durante siglos habitantes buscando nuevos horizontes profesionales en la ciudad de Barcelona y, como vecina de La Rambla y vecina también del Matarraña, ha sido un verdadero placer compartir e intercambiar visiones de futuro de esta avenida corazón de la ciudad y epicentro histórico y social de tantas generaciones.





Saturday, August 19, 2017

#TotsSomRambla

© 2017 Carmen Marcos
La Rambla sempre serà cruïlla de cultures, respecte i solidaritat, i acollirem, com hem estat fent durant segles, a persones d'arreu del món i tots els fenòmens socials, culturals i artístics que hagin tingut lloc i tindran en un futur a la nostra ciutat. Avui, més que mai, La Rambla és de tots.

La Rambla siempre será cruce de culturas, respeto y solidaridad y acogeremos, como hemos estado haciendo durante siglos, a personas de todas las partes del mundo y fenómenos sociales, culturales y artísticos que hayan tenido lugar y tendrán en un futuro en nuestra ciudad. Hoy, más que nunca, La Rambla es de todos.

La Rambla will always be a crossroads of cultures, respect and solidarity, as we have been doing for centuries, of people from all over the world and social, cultural and artistic events that have taken place and will take place in the future in our city. Today, more than ever, La Rambla is everyone.